Google pide perdon en vez de pedir permiso…

Google es obligado a pagar $ 8,5 millones a las organizaciones de privacidad de Internet como parte de un acuerdo por una demanda de clase por violaciones a la privacidad.

La demanda había sido presentada por usuarios del servicio gratis de Gmail. En febrero, Google había añadido un nuevo centro social llamado Buzz. Este permite a los usuarios de Gmail ver con que frecuencias recibes e-mails, todas tus actualizaciones de contactos, y otra información de conducta o patrones de uso que era también compartida en línea.
La demanda de acción de clase señala que Google violó los derechos de privacidad de forma automática agregando Buzz a Gmail sin dejar claro al usuario qué la información sería compartida. Este es otro ejemplo de las constantes violaciones de Google a nuestra privacidad. Aparentemente a la compañía Google no le gusta pedir permiso, prefiere pedir perdón, cuando es atrapada en una violación de privacidad…

Noticias Relacionadas: